Cocción de pasta

Existen muchos mitos alrededor de este tema, por eso este par de recomendaciones serán muy útiles para preparar a la perfección una buena pasta Monticello:

En la preparación no es necesario adicionar aceite al agua, porque esto no permitirá que la salsa se adhiera a esa textura rugosa que solo la tienen las mejores pastas del mundo.

Al preparar pasta con relleno como los raviolli de carne, lo mejor es revisar constantemente su cocción, sobre todo dos minutos antes de servir. Si al cortar un cuadrado su interior está muy claro hará falta un poco de cocción, si el color es parejo, significa que ya están listos para servir.

Si la pasta no se consume en el momento, lo mejor es pasarla por agua fría y agregar un poco de aceite de oliva para que no se pegue y conserve ese punto ideal.

Es ideal agregarle unas cucharadas del agua de la cocción de la pasta a la salsa al momento de prepararla para darle una textura especial. La salsa siempre espera a la pasta y nunca puede ser al revés porque se pierde parte de la magia del punto al dente y esa explosión de sabor ideal.