Acelgas

Acelgas

Las acelgas son plantas propias de las zonas costeras y su historia como alimento es larga.

Este vegetal es muy utilizado para recetas saludables, su característico sabor amargo contrasta muy bien con las salsas rojas, como napolitana o boloñesa. También puede ser el toque final de tu preparación, puedes incluir una pequeña hoja al final para decorar tu receta.

Ingredientes

  • Las acelgas son plantas propias de las zonas costeras y su historia como alimento es larga, se registra el uso de las acelgas en la dieta de los griegos desde el siglo V. Las acelgas se han expandido a variados países del mundo, especialmente en América y Asia.
  • Las acelgas que están listas para consumo tienen sus hojas color verde, son frescas, tiernas y de pencas duras. Cuando la acelga toma color amarillento y la textura de sus tallos se torna fibrosa significa que ya ha florecido o que está a punto de hacerlo, esto causa pencas con sabor amargo.
  • Un color amarillento, de la misma manera que hojas blandas, marchitas o con deterioro causado por insectos, no deben ser consumidas.

Te podría interesar

Emplatar de acuerdo a los tamaños

Al planear una cena para alguien especial no podemos dejar de lado un buen emplatado

Un buen emplatado se hace de acuerdo a los elementos de la receta, dependiendo de sus componentes podrás elegir correctamente la mejor forma para decorar tu plato. Debes tener en cuenta los tamaños de tu vajilla y de cada ingrediente. También debes fijarte en los colores, texturas y acompañamientos, así podrás organizar los elementos en consecuencia y hacer que se vean más provocativos.

Conoce más

Tips para espesar las salsas

Conoce más

Cocción de Pasta

Existen muchos mitos alrededor de este tema, por eso este par de recomendaciones serán muy útiles para preparar a la perfección

El tiempo de cocción varía de acuerdo al tipo de pasta que se esté preparando, del proceso de elaboración y calidad de la misma. La mejor forma para saber con certeza el tiempo ideal, es guiarse con la indicación de cada empaque, pero habitualmente suele ser entre 7 y 12 minutos.

Conoce más