Fusilli

Mejor conocidos como tornillos, son perfectos para servir con mucha salsa, básicamente porque su forma en espiral la retiene más y cada bocado combina perfecto los sabores de los ingredientes con los que se preparen. Otra opción deliciosa es preparar ensaladas con ellos; será un complemento maravilloso.