Vino y quesos

Vino y quesos

Cabernet Sauvignon Vs. Pinot Noir. En cierto modo, esta batalla no tendría por qué llevarse a cabo.

maridaje

  • Hay variados platos cuyo fundamento es el queso, así como aperitivos preparados con este, ideales para el momento de brindar. El queso y el vino son deliciosos juntos, pero hay que prestar especial atención a qué tipo de quesos o vinos estamos mezclando, si estos son suaves o fuertes.
  • A partir del tipo de sensación que se busque, se puede complementar los sabores similares para reforzarlos en una gama, por lo cual, para un queso suave se escoge un vino suave, como vinos blancos secos y vinos tintos ligeros. También se puede optar por vinos rosados semi-secos o champagne. Mientras que los quesos fuertes se pueden acompañar de vinos tintos con cuerpo o vinos dulces naturales.
  • En caso que hayan dos alimentos que generan un buen contraste se puede resaltar uno de los dos o enfrentarlos, si es que ambos tienen mucho carácter, pero hay que tener cuidado, ya que si tenemos un queso con un sabor muy poderoso, este puede opacar por completo a un vino suave. Si hay preferencia por los quesos fuertes como el Roquefort, se necesitan tintos de mucha fuerza como los de Rioja, Burdeos y Borgoña.
  • Es importante recordar tanto el queso como el vino son productos orgánicos y que en su sabor interviene su evolución continua, la materia prima con que los han realizado y la maduración de los mismos
  • Pero por ahora, buen gusto y a la mesa.

Tortelloni al formaggio con salsa pesto

CONOCE MÁS

Pechuga Marinada y Tocineta con Linguine Monticello

CONOCE MÁS

Fusilli en salsa blanca

CONOCE MÁS